FIESTA, MÚSICA Y CANTO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS: YUMANOS DE BAJA CALIFORNIA

Programa

Viernes 9 de diciembre de 2011

10:00-10:30 Inauguración, por Dra. Diana Magaloni Kerpel, Directora del Museo Nacional de Antropología – INAH
10:30-10:50 ¿Quiénes eran los yumanos prehistóricos?, Arqueólogo Don Laylander ASM Affiliates
10:50-11:10 Grupos Indígenas Yumanos de Baja California: de la Prehistoria a la Actualidad, Michael Wilken-Robertson, Department of Anthropology, San Diego State University
11:10-11:30 Los Antiguos Yumanos: Interrogantes a Conocer; Julia Bendimez Paterson, Centro INAH Baja California
11:30-11:50 La cocina de una exposición. El caso yumano; Dr. Alejandro González Villarruel, Mtro. Donaciano Gutiérrez Gutiérrez, Subdir. de Etnografía-MNA
11:50-12:00 Presentación de video
12:00-12:30 Sesión de preguntas y respuestas
12:30 Visita guiada a la exposición por el curador Mtro. Donaciano Gutiérrez Gutiérrez.

Domingo 11 de  diciembre del  2011

 12:30. Danza Kuri, Kuri a cargo de los pueblos  cucapá, ku’ahl, kiliwa, kumiai, paipai.

Organizan la Subdirección de Etnografía, MNA-INAH, el INALI y el Museo Nacional de Antropología.

_______________________________________________

LOS PUEBLOS YUMANOS Y SUS LENGUAS

 

FIESTA, MUSICA Y CANTOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

EXPOSICIÓN TEMPORAL “El mundo, jalkutat y la serpiente divina”

Entre los años 10 000 y 7 000  diversos pueblos provenientes del  Suroeste de Estados Unidos se asentaron en lo que actualmente constituye el territorio de la península de Baja California en México y en el sur del estado de California en Estados Unidos. De la vida de estos primeros pobladores y su manera de enfrentar los retos que el territorio y la naturaleza les impuso, dan cuenta los elementos simbólicos contenidos en los restos arqueológicos y el arte rupestre, que despiertan la imaginación sobre aquel memorable pasado.

Estos pobladores son los ancestros de los pueblos indígenas que actualmente se localizan en la entidad, principalmente en los municipios de Ensenada y Tecate:  kumiai en las comunidades Juntas de Nejí, San José de la Zorra, San Antonio Necua y la Huerta, paipai y kuáhl en las comunidades de Santa Catarina y San Isidoro,  kiliwa habitantes desde tiempos ancestrales la comunidad de Arroyo de León y cucapá asentado principalmente en las orillas del río Colorado y en el ejido de Pozas de Arvizú en Sonora.

En la actualidad, las lenguas de los pueblos yumanos paipai, kiliwa, kumiai, cucapá y ku’ahl, las cuales integran la familia lingüística cochimí-yumana, se encuentran en grave riesgo de desaparición. La totalidad de los hablantes de estas cinco lenguas suman 772 personas, lo cual representa el 0.01 por ciento de la población nacional que habla una lengua indígena, de tal manera que, en pocos años, dicha familia lingüística puede extinguirse completamente en el estado de Baja California y en nuestro país.

 Además de los pocos hablantes y de la reducción de sus espacios de uso, las lenguas yumanas cuentan con pocos y específicos estudios accesibles en México tanto a investigadores como a los integrantes de los pueblos indígenas, lo que hace su situación aún más precaria.

 Breve mirada a la historia de los pueblos yumanos

 Los pueblos yumanos tradicionalmente, se movían con las estaciones a través de rutas ya establecidas y cada clan se asentaba en lugares distintos a lo largo de ellas.  Debido a esto, tenían contacto con diversos clanes en las temporadas de recolección, que eran el tiempo propicio para encuentros y matrimonios entre miembros de distintos clanes.

La tradición entre los pueblos yumanos (y esto aún se mantiene) establecía que los integrantes de un clan no podían casarse entre ellos. De ahí que los matrimonios se dieran entre miembros de diferentes clanes, que por lo general hablaban diferentes lenguas. Esto fue uno de los factores que favoreció el multilingüismo entre los yumanos. Por ejemplo, si la mujer era de un clan kiliwa y se casaba con un hombre que pertenecía a un clan paipai, la mujer kiliwa aprendía paipai y los hijos aprendían  las dos lenguas o al menos entendían la lengua materna. Además de esto, en muchos casos el hombre se familiarizaba con la lengua de su compañera.

La forma de vida de los pueblos yumanos se vio radicalmente modificada a raíz de la llegada de los misioneros a la península. Estos grupos religiosos, en su intento por evangelizar a las poblaciones indígenas, crearon las misiones, asentamientos en donde buscaron concentrar  a los diversos clanes para tener un mejor control de ellos mientras duraba el proceso de evangelización y transformación cultural.

El establecimiento de las misiones fue tan sólo la primera etapa del poblamiento del territorio, que después continuaría con la llegada de grupos provenientes del centro del país. La dinámica de los nuevos pobladores chocó con las tradiciones de los pueblos nativos, lo que dio pie a diversos conflictos territoriales. No es sino hasta los años treinta que, a través de la reforma agraria, se asigna un territorio delimitado a clanes que se identificaban como grupo (lo que actualmente correspondería a pueblo). Esta acción reconoce el derecho de estos pueblos a tener un territorio propio pero afecto inevitablemente su tradición de movilización y recolección por rutas.

En las últimas décadas los factores de cambio han seguido introduciendo elementos desestabilizadores para las poblaciones nativas restantes. Entre ellos se cuentan los nuevos caminos y carreteras que han agilizado la entrada y salida de bienes, servicios y población externa y con ello la aceleración del cambio. Por otro lado, la educación formal por parte del gobierno impuso la enseñanza y uso del español como única lengua, afectando drásticamente la valoración de la lengua nativa en la población en general.

 Kiliwa

El pueblo kiliwa es el de ubicación más sureña en el territorio de los yumanos. Los investigadores identifican rasgos culturales que comparten con los Cochimí, que puede ser resultado de un contacto prolongado.

La población kiliwa está conformada por un reducido número de personas, de ellos sólo 5 conocen y practican su lengua original, aún cuando datos del Censo reportan 46 hablantes. Habitan en la comunidad Arroyo de León en el ejido Tribu Kiliwas, ubicado en el Valle de la Trinidad, municipio de Ensenada. Debido al tipo de suelo, desértico y con poca agua, los kiliwa salen de su comunidad para ir en busca de empleo en otros ejidos del Valle de la Trinidad donde existe riqueza forestal y ganadera.

  Aun se reconocen los apellidos de las dos familias kiliwas que Mixco identifica como los dos grandes  linajes:los Ochurte y los Espinoza. Actualmente, del linaje Espinoza  existen varias familias, en las que se cuentan cuatro hablantes; en cambio del linaje Ochurte solamente sobrevive  José Ochurte Espinoza de 68 años de edad.

 Los últimos cinco hablantes de kiliwa que conservan en su lengua historias y conocimiento único representan el último recurso para recuperar las tradiciones  y uso de la lengua kiliwa para las nuevas generaciones. La situación en la que se encuentra el pueblo kiliwa en general lo convierte en todo un reto, principalmente para los propios kiliwas, pues esto implica revalorar la lengua y crear espacios nuevos para el uso de la misma, al tiempo que se fortalecen los pocos espacios que se mantienen.

 Paipai

 Se ha propuesto que los paipai  son un pueblo que viene del desierto de Arizona y que migraron al territorio de Baja California. Como evidencia de esto, en Arizona se encuentran pueblos hermanos de los paipai – Hualapai, Havasupai, Yavapai, Supai – que pertenecen al grupo pai de la familia de lenguas yumanas. Así pues, los paipai llegaron a ocupar el territorio de lo que actualmente es la comunidad de Santa Catarina,  además del Ejido San Isidoro y el Ejido Jamau cerca del Valle de la Trinidad.

Los paipai se organizaban en pequeñas bandas patrilocales o clanes, que se mantenían dispersas en un territorio que abarcaba del golfo de California al océano Pacífico. Actualmente, la población paipai se ubica en dos localidades: Santa Catarina y San Isidoro. Ambas pertenecen a la Delegación de Valle de Trinidad del municipio de Ensenada. Respecto al número de hablantes de paipai los trabajos en campo han registrado un aproximado de 25 hablantes mayores de 40 años, esta situación define al paipai como una  lengua en un estado de vitalidad grave o en riesgo de desaparición.

 Cucapá

 El pueblo cucapá se diferencia de los otros pueblos yumanos por  ser los únicos que se dedicaron a la pesca, ya que están ubicados a  las orillas del río Colorado, de ahí el otro nombre con el que se les identifica, rianos.

El cucapá se habla en México y la otra variante, el cocopa en Arizona, Estados Unidos (Crawford,1966). Los hablantes señalan que existe inteligibilidad entre los cucapá y los cocopa, además de compartir las mismas tradiciones. Por lo que se identifican como un solo pueblo cucapá-cocopa cuyos miembros se ayudan entre sí.

Los cucapá se organizaban en pequeñas bandas patrilocales o clanes que se mantenían dispersas en un territorio, siempre a orillas del Río Colorado.   de movilización y recolección por rutas.

Actualmente la población hablante de cucapá se encuentra asentada en las localidades de El Mayor, en el municipio de Mexicali, Baja California y en la localidad de Pozas de Arvizu, Sonora. Estudios recientes indican que esta lengua cuenta con aproximadamente 29 hablantes, las cifras que señala en INEGI,2010 corresponden a la población asentada en los territorios cucapá.

Kumiai

 Los kumiai residen en comunidades de los municipios de Tecate y Ensenada, principalmente en San José de la Zorra, Juntas de Nejì, La Huerta y San Antonio Necua. Se dedican a labores agrícolas y ganaderas, ya sea dentro de sus propios terrenos o contratándose como jornaleros en los pueblos cercanos.

A la lengua kumiai se le ha denominado con varios nombres, por un lado el nombre con el que los grupos fueron designados por los misioneros y en gran medida correspondían a la región misional en la que se ubican, de ahí que uno de los nombres con los que se conoció a este grupo y a su lengua es diegueño. Otro de los nombres con el que se ha designado al mismo grupo es que utilizan investigadores norteamericanos: kumeyaay. En México su forma correspondiente es kumiai. En algunas fuentes se mencionan comunidades kumiai como hablantes de cochimí.

De acuerdo a las estimaciones INEGI, 2010, actualmente la población que habla le lengua kumiai es de 381 personas.

 Ku’álh

 Los ku’álh se encuentran en una posición polémica ya que algunos investigadores proponen que se trata de la variante más sureña del kumiai, mientras que por otro lado hay autores que la consideran un tipo de lengua que  si bien está emparentada con el kumiai, se clasifica aparte. Aun cuando no es claro el estatus de la lengua y del pueblo ku’álh, estos comparten muchas características con los pueblos kumiai. Con respecto a la lengua presentan cierta inteligibilidad con algunas variantes de kumiai –La Huerta, San José la Zorra.

 Para atender a la situación de extinción de sus idiomas que enfrentan los pueblos yumanos, diversas instancias federales, estatales y municipales, han sumado sus esfuerzos en el estado de Baja California a fin de emprender acciones cada vez más pertinentes y efectivas. Así, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas impulso en 2010 el Proyecto inicial de documentación de las lenguas de la familia cochimí-yumana, constituyendo una base necesaria para  construir un registro amplio, duradero y multifuncional de las lenguas paipai, kiliwa, kumiai, cucapá y ku’ahl de Baja California y Sonora.

Asimismo, se suma a las acciones emprendidas por el Museo Nacional de Antropología para hacer visible la historia y actualidad de los pueblos yumanos a través de la Exposición El mundo, jalkutat y la serpiente divina.

 n temporal Yumanos. El mundo, jalkutat y la serpiente divina, es una exposición etnográfica que permite acercarse a la riqueza y particularidad de los pueblos yumanos, sus culturas y sus lenguas.

 La exhibición ofrece al visitante, una mirada por la vida cotidiana y actual de los pueblos indígenas de Baja California a través de su patrimonio material poniendo énfasis en la producción artística relacionada a su cosmogonía. Muestra también, las transformaciones que han tenido estos grupos y su relación con otras culturas, así como la situación actual de sus lenguas.

 Yumanos. El mundo, jalkutat y la serpiente divina está dividida en cuatro apartados: Auka, Mitos, Obras maestras y Frontera. Se trata de la primera exposición bilingüe del Museo Nacional de Antropología cuya información se presenta en lengua indígena y subtitulada al español en un acto de respeto y difusión de las lenguas originarias así como de cumplimiento a la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas.

 AUKA

 La exposición inicia con una sección de bienvenida Auka, saludo que comparten los grupos de habla yumana: los paipai – Akwa´al,  kumiai – tipay,  kiliwa – Koléew  y  cucapá – Kuapá. Los materiales y manufactura de los objetos de uso cotidiano y ritual que aquí se muestran, reflejan esta diversidad ecológica y el aprovechamiento de los recursos de los diferentes territorios que habitan.

 MITOS

 Los indígenas yumanos explican a través de relatos el origen del mundo, del cielo, las estrellas, la luna, la tierra, de la naturaleza, de los animales y de los hombres. Los personajes de sus historias son héroes antropomorfos, espíritus humanos, animales que se comportan como gente buena o mala, sin faltar los monstruos míticos. En estas narraciones se puede observar el vínculo entre el origen del mundo y su patrimonio material. Aquí se destacan algunos de ellos:

La creación del mundo. En una de las versiones de este mito kiliwa, se cuenta que el Dios Meltíipá, o sea, el Dios Coyote-Gente-Luna, fabricó una sonaja arrancándose uno de los testículos. Luego, con esa sonaja divina, creó al universo y a los animales. Creó  la luz, las plantas. Hizo al venado, a las aves y a los demás seres.

 Sipa y Komat, la lucha entre el bien y el mal. Según un mito cosmogónico cucapá, al principio de los tiempos, los hermanos gemelos crearon al mundo y modelaron con barro a todas las personas y animales. Una vez elaborados y animados,  les enseñaron cómo sobrevivir, dándoles semillas de todos colores para que se alimentaran.

 Jalkutat.En este mito paipai, el guerrero que quería matar al animal Jalkutat llevaba un gorro de junco y sandalias de fibra vegetal. Para matar a la bestia usó una flecha caliente, que hizo saltar al animal al agua.

Maijaawi,Dios Serpiente de Agua. Los kumiai narran que una gran serpiente llamada Maijaawi vivía hacia el oeste del océano. Esa gran serpiente se devoró todo el conocimiento, se había comido y digerido a todas las artes. Dentro de su cuerpo estaban los cantos, los bailes, el cómo hacer cestos y todo lo demás. Entonces sucedió que un buen día la gran serpiente explotó y lanzó todos esos conocimientos a los grupos yumanos.

OBRAS MAESTRAS

 Además de las actividades de recolección, ganadería y agricultura, los yumanos elaboran objetos que por sus características tienen un valor artístico relevante.  Cada grupo indígena produce un tipo de objeto que tiene relación con el medio ambiente y con el origen del universo, su cosmogonía.

Los kiliwa hacen muñecas de trapo con vestidos de cuero y sauce, collares de semilla del campo, cucharas de palo, arcos, lanzas y flechas, bolsas y objetos de gamuza y palma.

Los cucapá elaboran pectorales de chaquira con caracol del río, collares, medallones, aretes, pulseras y gargantillas; trampas para pescar hechas con ramas de sauce o cachanilla; faldas de corteza de árbol de sauce; sonajas, juegos de balero, arcos y flechas.

 Los paipai realizan ollas de barro, muñecas de trapo, redes y sandalias de agave, canastos de pino y palma, flechas con punta de obsidiana, cuerdas de cuero, flautas de carrizo, joyería de chaquira, vara de huatamote con caracoles y conchas además de juegos tradicionales del piak.

 Los kumiai elaboran canastos y figuras de animales hechos de palma, pino, junco y sauce;collares, broches, atados de salvia, dibujos en piedra talco, collares de higerilla, semilla de calabaza y piocha; aretes y collares hechos de cuentas de chaquira, junco, quiote, bellota, jojoba y plumas.

A pesar de esta diversidad de objetos, cada grupo étnico se especializa principalmente en un tipo, los kumiai, la cestería; los paipai, la alfarería; los cucapá, la joyería con chaquira y los kiliwa,  las muñecas de tela, cuero y sauce.

Todos estos objetos tienen diversos usos: el doméstico, el personal o el ritual. Algunos únicamente son elaborados para uso ornamental, en este caso, las técnicas y materiales son utilizados de forma diferente a la tradicional para darle un sello particular que represente a cada artista.

 FRONTERA

 Para algunos la frontera es lejana e inalcanzable,  para otros está presente y forma parte de su vida cotidiana. Para los yumanos,el límite que existe entre Estados Unidos y México ha interrumpido el desplazamiento fluido a lo largo de este territorio. Es así, que en el margen de estas dos naciones surge un “híbrido” conocido como“la cultura de la frontera”, un cuadro multicolor que retrata un pasado de raíces indígenas, colonización y olvido y un presente en el que conviven tradición y modernidad.

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN YUMANO

 El Centro de Documentación Yumano reúne y difunde información bibliográfica, hemerográfica y audiovisual, sobre la población étnica del extremo noroeste de México, a saber: los kiliwa, cucapá, paipai y kumiai. Constituye un espacio para que el público pueda obtener una mayor y más profunda información sobre los grupos yumanos. El material estará disponible en formato digital. Sin duda, será un apoyo para los visitantes que quieran saber más sobre los temas abordados en la exhibición.

About these ads

Acerca de almoloyadejuarez

1989-2010
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s